lunes, 1 de marzo de 2021

Prostitución durante la guerra civil española

La prostitución es el oficio más antiguo del mundo, en eso creo que estamos todos de acuerdo, pues bien, durante los grandes conflictos bélicos a lo largo de la historia la prostitución no disminuía, ni mucho menos ya que allí donde había soldados aumentaba la demanda de servicios sexuales, tanto tiempo los hombres alejados de sus esposas o parejas hacía que en los pocos ratos libres buscaran con incluso desesperación los servicios de las profesionales del sexo, cada vez que las tropas llegaban a un pueblo la pregunta era la misma para los residentes, donde está la casa de la prostitución? lógicamente esos servicios sexuales se daban baja unas condiciones lamentables, la higiene brillaba por su ausencia y las enfermedades de transmisión sexual estaban a la orden del día.

Suponemos que en algún conflicto bélico de hoy en día ese tema gracias a los teléfonos móviles estará un poco menos demandado, hoy en día podemos acceder al mejor porno gratis diario desde nuestra terminal y disfrutar del mejor contenido XXX en sitios porno como www.pornogratisdiario.com/xxx/ .., pero volvamos a la guerra civil española:




En ciudades como Barcelona la prostitución se incrementó en un 50 % y es que muchas mujeres al acabar la vendimia se veían sin posibilidad de trabajar, quedaban desocupadas y sin medios de subsistencia así que por desgracia sus posibilidades e inserción laboral giraban no iban mucho más allá del trabajo doméstico y hacer la calle. Con el agravante de que la periódica llegada de nuevas muchachas, más jóvenes, implicaba una dura competencia por los recursos, al final tristemente había trabajo para todas pero las condiciones como hemos comentado eran pésimas higiénicamente hablando.

En el bando ganador, el nacional, había algo que chocaba con el deseo de la tropa y no era otro que la moral católica que exigía reprimir cualquier forma de transgresión sexual, lógicamente ello implicaba desde prohibir los cabarets a impedir “el paseo y exhibición en las vías públicas de mujeres dedicadas a la prostitución”, como se hizo por ejemplo en Asturias. 

Para evitar este “tráfico”, las autoridades multaron e incluso encarcelaron a las meretrices, ante la penuria económica y la poco posibilidad de llevar algo de dinero a casa encima muchas de ellas se encontraban entre rejas por esa moral católica aunque poco a poco daba la sensación de que la iglesia levantaba la mano, de hecho desde hacía mucho tiempo, la propia iglesia tendía a justificar la existencia de las mujeres “perdidas” como un mal necesario con el que garantizar la virtud de las “decentes”, en este caso de la tropa que estaba dando la vida por la patria, eso si, los burdeles debían permanecer en zonas alejadas de la población civil, de manera que las mujeres se mantuvieran a distancia de las trincheras y los domicilios particulares, era una forma de blanquear la prostitución, existía pero se intentaba esconder, curioso, verdad?.

Leemos en un interesante artículo en el sitio negratinta.com que para criticar a los fascistas, el poeta Miguel Hernández les echaba en cara su falta de hombría. A su juicio, constituían “una casta de impotentes” que se dedicaba a camuflar su “debilidad mujeril” bajo una apariencia de valor. Hitler, según Hernández, era un ser débil y afeminado. Vemos, por tanto, como un intelectual comunista asumía los tradicionales estereotipos de género que identifican al hombre con la fortaleza y la mujer con la fragilidad. El caso es que incluso en los peores momentos de la humanidad como las guerras locales o mundiales la prostitución no solo no disminuyó sino que además se incrementaba de forma considerable, el deseo carnal es algo que está grabado en el ADN del hombre y de la mujer, unos lo desean y otras lo ofrecen a cambio de dinero y todos contentos, imaginar hoy en día con lo fácil que tenemos el acceso al mejor contenido de videos porno gratis XXX por categorías de sitios como Categorías de Videos Porno, en este caso la prostitución disminuiría? o seguiría existiendo pero de diferente forma? lo mejor desde luego es que nos quedemos con la duda y que las guerras desaparezcan de nuestra existencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario